Cómo hacer una mascarilla para la piel con puntos negros

Mascarilla para la piel

Los puntos negros son un problema que se da tanto en los cutis con piel seca como en los cutis con piel grasa, aunque sea en este último caso cuando se hacen  más notorios, debido a que son resultado del taponamiento de los poros, un problema que se puede mejorar con una mascarilla para la piel con puntos negros, de fácil preparación y aplicación que ayuda a limpiar el área en donde se encuentran, al mismo tiempo que proveen un efecto exfoliante que ayuda a controlar este problema y el exceso de grasa en zonas localizadas.

Para preparar una mascarilla casera para puntos negros, basta con frotar la zona con un tomate maduro logrando que el mismo cubra totalmente, se deja estar durante media hora y al cabo de ese tiempo se limpia con un poco de algodón retirando la grasa que hay en la zona, es importante presionar suavemente para no enrojecer la piel, así se retira la suciedad que causa la apariencia de puntos negros.

Luego de limpiar con el algodón hay que proceder a darle una limpieza profunda al rostro, usando agua fría y un jabón suave, tanto mejor si es un jabón artesanal especialmente formulado para la piel grasa, y secar el rostro. Añadir este procedimiento a la rutina de belleza básica practicándolo una vez por semana permitirá mantener la piel libre de la apariencia poco estética de puntos negros.