Recomendaciones al momento de exponernos al sol y lucir el bronceado

lucir el bronceado

En sí tomar sol no es nada malo siempre y cuando tengamos conciencia de que no debemos hacerlo en ciertos horarios, y con sus respectivos cuidados, tanto antes, durante como luego de una exposición solar.

Consejos para exponernos al sol y lucir el bronceado

Entre las dudas más frecuentes encontraremos que muchas mujeres se preguntan si el uso de los post-solares, son iguales que las de las cremas humectantes que utilizan cotidianamente, y lo cierto es que sí, ya que los geles y cremas post-solares cumplen justamente la función de humectar, hidratar y devolverle la tersura natural a la piel.

Cuando sobre nuestra piel ocurre una quemadura solar y es superficial, o sea que la piel se encuentra enrojecida y muy caliente, se deben utilizar compresas frías descongestivas, ya que con los geles post-solares no se soluciona ese inconveniente, para ello se pueden usar sustancias como la manzanilla, la malva, y son mejores aquellos geles con propiedades descongestivas que se guardan en la nevera, ya que su efecto frío, calma esa sensación de ardor y quemazón.

Las recomendaciones para no descamarse y que la piel se pele, siempre radicará en el uso de protectores de factores solares según el fototipo de piel que la persona posee, el tomar sol para conseguir un buen bronceado no es algo rápido y de un día para el otro si se desea cuidar la piel, por eso debe realizarse progresivamente y de esa forma evitaremos que se seque la piel, deje marcas de quemaduras y ampollas, y el bronceado sea mucho más duradero.