Consejos para evitar las grasas malas

evitar las grasas malas

En alguna oportunidad hemos dicho que las grasas no son todas iguales, dado que las grasas saturadas aumenta el riesgo de contraer enfermedades cardíacas, dado que elevan el colesterol, y las mujeres tenemos muchas más probabilidades de padecer este tipo de inconvenientes.

Cómo evitar las grasas malas

Las grasas saturadas se encuentran en los productos alimenticios de origen animal, mientras que las transgénicas son de origen vegetal, sin embargo algunas grasas consumidas con moderación son muy beneficiosas para el organismo justamente con el efecto contrario de las saturadas, ya que cuidan el sistema cardiovascular. Las grasas monoinsaturadas, están presentes en el aceite de oliva, las paltas y los frutos secos como las nueces y las almendras, y las poliinsaturadas, están presentes en las semillas, de calabaza, girasol y lino, como también en los pescados, las cuales vale incluirlas en nuestra alimentación diaria.

Es importante que aprendas a sustituir, para mejorar tu calidad de vida, por ejemplo:

Prefiere los lácteos desnatados, y en vez de freír acostúmbrate a hornear.

Siempre consume alimentos frescos, e integrales, como verduras, frutas, pescados, y reduce los alimentos procesados. Limita la ingesta de huevos, que poseen altos contenidos de colesterol, y no pases por alto que muchas preparaciones horneadas, llevan huevos, por lo tanto no superes la ingesta de 3 unidades a la semana.

No dudes en consultar con el especialista, la buena alimentación es la base fundamental, para evitar enfermedades y complicaciones en el organismo a corto y largo plazo.

Foto: Madaise