Várices y flebitis, remedios caseros para combatirlas

piernas sin varice

Los factores climáticos no suelen ser un aliado de la circulación sanguínea sobre todo aquellos días en que las temperaturas se van a los extremos, o muy fríos o muy calurosos, en estos últimos provocando retención de líquidos, pesadez de las piernas y aletargamiento junto a los calambres nocturnos.

Para combatirlo acá te dejamos unos consejos a tener en cuenta, para aliviar los síntomas molestos :

  • Licúe 3 zanahorias, agregue un poco de vinagre de manzana y oleato de ajo con aceite de germen de trigo, para luego aplicar a modo de masaje.
  • En un litro de licor o ron, macerar durante un mes, 30 castañas ya peladas y cocidas, una vez macerado, colar y colocar en un envase limpio y esterilizado, utilizar como alcohol calmante para las piernas frotando suavemente, por la noche
  • Hervir durante 15 minutos un puñado de hojas de vid y dos de castaño, dejar reposar hasta que entibie, filtrar y agregar una clara de huevo batida a punto nieve. El resultado sera una crema muy suave que debe aplicarse cuidadosamente sobre las varices, provocando un alivio y descongestión.
  • Cortar seis dientes de ajo en finas láminas y mezclarlos con 3 cucharadas de aceite de oliva y el jugo de un limón. Agitar y dejar reposar durante 12 horas como mínimo, en un frasco de vidrio con tapón de corcho, para que la maceración pueda respirar. Antes de aplicar el ungüento, pasar las manos por la zona, para activar la circulación con movimientos ascendentes. A continuación y puede extenderse un pequeño masaje y recorrer todas las varices con movimientos suaves, circulares y ascendentes.
  • En ayunas suele ser muy alentador, beber el jugo de limón recién exprimido con dos dientes de ajo, esto ayuda a mantener una correcta circulación sanguínea.

Foto: sergis blog