Mantenerse en forma, es la clave para la juventud

haciendo ejercicio

El mantenerse en forma está ligado a una vida más larga y más placentera, sólo basta con mirar alrededor y comprobar que son las mujeres mayores que corren tras de sus nietos o las que salen a caminar o a trotar las que mejor lucen y mejor salud tienen. Un estudio de la Universidad de Harvard ha descubierto que las mujeres que se quedan cerca al peso que tenían a los 18 años toda su vida tienen 66 por ciento menos riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, presión sanguínea alta, diabetes tipo dos y piedras en la vesícula que aquellas que subieron entre cinco y diez kilos con la edad.

Otro estudio descubrió que las mujeres que han subido más de treinta kilos después de la edad de dieciocho tienen tres veces más posibilidades de ser diagnosticadas con cáncer de mama. De todas maneras con la edad se gana entre medio y un kilo por año, todo debido a la reducción natural de las hormonas que ayudan a mantener la masa muscular, y con eso se quema menos energía y se acumula más grasa.

La solución a esto es empezar a entrenar con pesas para que con lo años se puedan retener los músculos que ayudan a quemar calorías, además de empezar a quitar calorías, manteniendo los nutrientes, porque una dieta balanceada puede ayudar a mantener la presión sanguínea en sus niveles normales así como bajos los niveles del colesterol malo y de triglicéridos.

Muchos doctores creen que la clave para vivir más está en volver nuestro metabolismo más lento. Por ejemplo, una dieta de bajas calorías vuelve nuestro metabolismo lento y así se producen menos radicales libres. Además cuando se come menos se produce menos glucosa, que ha sido ligada al daño de las células.

Foto: mikebaird