Versatilidad de los mini vestidos

minivestidos

Un mini vestido es una de las piezas más versátiles que puedes tener en tu clóset, ya que te lo puedes poner como una blusa o como un vestido. Es por eso que comprar uno, especialmente en estas épocas de ahorro, es como una doble inversión porque lo puedes vestir prácticamente con todo.

Estos vestidos pueden ser causales o elegantes y pueden ir fácilmente del día a la noche. Estos mini vestidos existen en todos los precios y de todos los estilos, así que no te puedes quejar de que no lo conseguiste o de que no te alcanzó el dinero. Y lo mejor es que existen varias formas de vestirlos y a continuación te menciono algunas.

Una forma de ponértelo es como un vestido verdadero. Esta apariencia es maravillosa con unos zapatos de tacón y una pequeño bolso de mano de tonalidades brillantes cuando vayas a una noche especial fuera, como la bienvenida o la despedida a una amiga o una cena especial con tu familia o con tu pareja.

Otra apariencia con estos mini vestidos es con leggings y botas. En los días fríos del otoño, porque este vestido también te servirá para la siguiente temporada, puedes evitar andar con tus piernas al aire libre y ponerte unos leggings y un buen par de botas con un tacón mediano. En el camino al lugar donde vayas, puedes ponerte encima una chaqueta de cuero y quedarás perfecta.

También te lo puedes poner con jeans, sandalias planas y una chaqueta casual. Para que no parezcas tan elegante, por ejemplo durante el día, lo puedes vestir con unas prendas que son hermosas, pero no muy elegantes. Esta apariencia es perfecta para un día en el que quieras salir de compras o cuando vayas a comer algo durante el día con tus amigas. En la foto podemos ver unos modelos de Emilio Pucci y de Balmain.

Foto: Net a Porter