Fototerapia, cuidados para la bilirrubina

Fototerapia para la Ictericia

Hemos hablado de la bilirrubina y que se produce, porque se rompen los glóbulos rojos viejos durante el nacimiento pero con el correr de los días a veces no suele desaparecer y el bebé se torna mucho mas amarillento, en la consulta lo más probable es que el pediatra nos recomiende ponerlo detrás de la ventana para que tome sol, con los debidos cuidados, pero si con esto no alcanzara seguramente recomiende que haya que hacer un poco de fototerapia.

De no bajar los niveles de bilirrubina puede lesionar severamente el sistema nervioso del bebé, se le realizaran al niño análisis de sangre para determinar la causa de la ictericia, y luego comenzaran con el tratamiento.

La fototerapia consiste en exponer al bebé a la radiación de unas lámparas tipo fluorescentes durante un día o dos, hasta que el hígado madure lo suficiente, para metabolizar el exceso de bilirrubina, la luz solar tendría el mismo efecto, pero no es lo suficientemente intensa, como para provocar la respuesta deseada.

La leche materna puede interferir con la capacidad del hígado para procesar la bilirrubina por lo que algunos bebés, amamantados pueden tener episodios, más largos de ictericia cuando esto sucede lo más seguro es que el pediatra, le recomiende cortar la lactancia uno o dos días, para que estos niveles desciendan. Este enfoque se apoda solo si es estrictamente necesario, puesto que el bebé succione los primeros días, es fundamental para estimular la lactancia.

El objetivo de la fototerapia es disminuir la bilirrubina sérica y prevenir su acumulación tóxica en el cerebro, donde puede causar serias complicaciones neurológicas permanente conocido como kernicterus. La fototerapia ha reducido enormemente la necesidad de exanguíneo transfusión para tratar la hiperbilirrubinemia.