Cómo llevar la chaqueta tipo militar

Las chaquetas tipo militar están de vuelta desde hace un tiempo y prometen quedarse una cuantas temporadas más. Con un toque anguloso para tus hombros, cuellos en V o redondos, botones dorados y un aire napoleónico, corta o larga, esta prenda puede ayudarte a lograr un aspecto muy atractivo.

Balenciaga y Belmain han mostrado chaquetas militares en sus desfiles. El look consiste en llevarlas con pantalones entubados (pitillos), deslavados y rotos de la rodilla, combinados con sandalias altas. El contraste entre la elegancia de la chaqueta y lo desaliñado de los pantalones funciona de maravilla.

Una propuesta más arriesgada consiste en usarla con minivestidos vaporosos (foto). El efecto será mucho más femenino. Un acierto que la chaqueta sea roja: crea una combinación perfecta con el rojo y el negro del resto del atuendo.

Otra forma, un tanto contraria a la anterior, consiste en usar una chaqueta militar de color negro con prendas del mismo color: pantalones entubados, de cuero u otro material, zapatos, top. De esa forma, el dorado de los botones, los bordados y demás detalles resaltará muchísimo. Usa accesorios en dorado.

La prenda tiene sus inconvenientes: como es muy llamativa puede aburrirnos pronto, y está predestinada a ser siempre la protagonista del outfit. Lo bueno es que es una prenda hasta cierto punto clásica, de manera que podrás guardarla por un tiempo en tu clóset.

Ah, por cierto: si no quieres gastar en una chaqueta militar, busca una que sea ajustada, una que ya tengas, y bórdale algunos detalles marciales en dorado. Cámbiale los botones por metálicos dorados. El resultado será interesante.

Foto: Le Blog de Betty