Síntomas de la incontinencia urinaria

síntomas de la incontinencia urinaria

Una de las enfermedades que hoy en día más se presentan en la mujer es la incontinencia urinaria, en mujeres jóvenes como mujeres de avanzada edad, debido a distintos factores entre muchos que son diferentes entre sí como resultado del embarazo y el parto o como parte de un problema nervioso, los médicos son los indicados para descubrir el origen y basados en ello, trabajar en su control y curación.

Esta es una enfermedad que conforme se va agravando limita la vida de quien la padece, debido a la constante pérdida urinaria que sufre, y porque en alguna medida afecta la percepción personal, lastimando la autoestima, por lo que se considera que además de física es una condición que afecta el aspecto psicológico.

Cuales son los síntomas de la incontinencia urinaria

Hay síntomas de la incontinencia urinaria fáciles de detectar, los que es importante conocer para estar al tanto de su aparecimiento porque en ésta, como en muchas enfermedades, detectarlas en su primera etapa contribuye a su mejoría.

Incontinencia derivada de los esfuerzos físicos: Esta se caracteríza por que va precedida de un esfuerzo físico que provoca la perdida urinaria, como toser, hacer ejercicio, estornudar, estar largo tiempo de pie y casi cualquier esfuerzo.

Incontinencia involuntaria, aunque todas las pérdidas de orina son involuntarias aún cuando solo estos síntomas se definan como tales, estos síntomas se centran en un constante deseo de miccionar no importa si es de día o de noche, molestia o distensión intestinal, pérdida involuntaria de orina y un deseo sorpresivo y urgente de miccionar.

Incontinencia leve, podría considerarse pero esto solo lo considera el médico, algunos de estos síntomas aparecen como parte de otras condiciones de salud, dolor al miccionar, deseo de miccionar y no poder retener suficiente como para llegar al WC, derivado de infecciones, de problemas cardiovasculares, de infecciones frecuentes, resultado de la alteración de la vejiga por los embarazos y partos frecuentes.

Lo mejor es si se tienen algunas ligeras molestia, no importa si uno o dos síntomas, consultar al médico que puede con más certeza diagnosticar y tratar.